SOLUCIONANDO UN GRAN DESGASTE DENTAL

Cuando afrontamos un caso como este, lo más importante es una muy buena comunicación con el paciente, en primer lugar, para saber cuáles son los motivos que provocaron que su dentadura terminase en esta situación, y, una vez averiguado esto, saber cuáles son sus expectativas con respecto al tratamiento que tenemos que realizar.

Lo primero que deben entender los pacientes, es que las grandes rehabilitaciones como estas, requieren de mucho tiempo, no sólo de horas en el sillón dental, si no que requieren de muchas más horas de estudio y preparación previas, para el cuál, usamos modelos de escayola y fotografías del paciente, sobre los cuales diseñaremos la maqueta de la futura rehabilitación.

La filosofía de nuestra clínica hace que entendamos que este trabajo previo, es obligación del odontólogo, ya que es el que conoce no sólo al paciente y sus expectativas, si no que también qué es lo mejor para cada caso en concreto.

Para hacer la maqueta, utilizamos los modelos de escayola de la boca del paciente, los cuales montamos en un articulador (herramienta que nos sirve para reproducir los movimientos de la mandíbula del paciente), y modelamos los dientes con cera, añadiendo gota a gota, para conseguir la forma y el tamaño adecuados.

DSC_0934   DSC_0936

DSC_0927

Gracias a este proceso, podemos prever lo que nos encontraremos en boca antes de iniciar el tratamiento, y no llevarnos ninguna sorpresa durante éste. Además de que nos ayuda a entender mejor las particularidades de cada caso.

Esa maqueta se la enseñamos al paciente, y la colocamos en boca para que el paciente nos de su opinión de los cambios que le proponemos, y una vez estamos de acuerdo, damos paso al inicio del tratamiento.

DSC_0993         DSC_0994

DSC_0988

Gracias a la maqueta, el tratamiento ya está diseñado completamente, y esto nos facilita la comunicación con el laboratorio infinitamente.

Iniciamos la preparación de los dientes. En este caso se optó por una rehabilitación adhesiva, lo cual es igual a un tratamiento mínimamente invasivo, lo que significa que prácticamente no desgastamos los dientes, dado que ya estaban muy desgastados, y lo que necesitamos es aumentar su volumen para recuperar toda la estructura dentaria perdida.

Mandamos todos los modelos al técnico de laboratorio, tanto los de la maqueta, como los de las preparaciones dentarias, y comenzamos a preparar las piezas definitivas.

DSC_1196  DSC_1167

Una vez realizadas las pruebas pertinentes en boca, y comprobado que todo está correcto, se termina el tratamiento con la colocación en boca de todas las piezas.

DSC_1321

El resultado es francamente satisfactorio tanto para el paciente, como para el clínico.

1

Rehabilitador: Juan Pablo Di Meglio.

Maestro Ceramista: Ignacio Gonzalez Onís.

share

Nadie ha comentado

Deja un comentario