Odontopediatría

¿Qué puedo hacer para evitar que mi hijo tenga caries en los dientes de leche?
La prevención contra las caries comienza con una correcta higiene bucal. Esto es lo más importante. También es importante el control del consumo de azúcares en la dieta, las visitas periódicas al dentista y la utilización de fluor (recomendado por el dentista).

 

¿Qué puedo hacer para evitar el miedo al dentista a mi hijo?

 

 

Si el niño frecuenta la consulta del dentista desde los primeros dientes, difícilmente tendrá problemas en relacionarse con el mundo odontológico. Un niño precoz en las visitas, estará más acostumbrado a su dentista y a los sencillos procedimientos a realizar. Cuando vamos al dentista para prevenir, menos problemas tenemos y más agradables son las visitas. Por eso, las revisiones tienen tanta importancia.

 

Es aconsejable que un niño que nunca ha ido al dentista y que no tiene información al respecto, lo experimente por él mismo. Puedes explicarle, de camino, que “ahora vamos a visitar a un amigo mío que te va a contar cuantos dientes tienes”. Con niños mayores, debes evitar comentarios sobre tratamientos desagradables que puedas haber pasado. También es importante evita hablar de anestesia, dolores, etc.

 

¿Cómo podemos prevenir las caries en dientes permanentes?

 

Para prevenir las caries de los dientes de leche se debe controlar el consumo de ciertos tipos de alimentos, visitar periódicamente al odontopediatra y realizar una correcta higiene bucal. Además, si el dentista lo cree conveniente, se puede utilizar flúor.

 

En la prevención de las caries en dientes permanentes, contamos con la ayuda de los selladores de fisuras. Los selladores son como un barniz de uñas que cubre muy suavemente las fisuras de los dientes posteriores (principalmente las muelas), impidiendo que los restos de alimentos o bacterias penetren a través de ellas. Con esta técnica, ayudamos a evitar lesiones de caries. Generalmente se realiza a los 6 años cuándo erupcionan las primeras muelas permanentes. En caso necesario se puede hacer en las otras muelas, de los 13 años aproximadamente.
¿Cuándo deben realizarse las revisiones?

 

Las consultas de revisión tienen enorme importancia en la infancia. Esperar a que pase algo para acudir al dentista es cosa del pasado y significa correr un riesgo innecesario. La filosofía de las revisiones es la prevención. Por lo tanto, vamos al dentista para que no nos pase nada, no si nos pasa algo.

 

Las caries, principalmente entre 0 y 3 años, son agudas y evolucionan con extrema rapidez. Entre los 4 y los 10 años y en adelante la periodicidad de las revisiones depende principalmente de la dieta, higiene, historias de caries anteriores,… Pero lo ideal es realizarlas cada 6 meses.

 

Como en todas las ramas sanitarias, las características y necesidades de los niños son diferentes a las de los adultos. A partir de éstas, surge la figura del dentista que trabaja en odontopediatría , especializado en la atención del niño.

La edad ideal para comenzar a revisar las bocas de nuestros pequeños son los 3 años. Esto nos ayudará a familiarizar al niño con el entorno de la clínica dental y a prevenir y realizar tratamientos mas efectivos y cortos.

share

Nadie ha comentado

Deja un comentario