Ortodoncia

¿Qué es la ortodoncia?
Ciencia que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía

 

¿Cuáles son los beneficios de la ortodoncia?
Un tratamiento de ortodoncia, correctamente ejecutado, consigue el correcto alineamiento de los dientes y normaliza la posición y tamaño del maxilar y la mandíbula. De esta manera, los dientes pueden encajar bien entre ellos, procurando la completa masticación de la comida. Al funcionar bien, los dientes se mantienen más fácilmente saludables, lo que asegura una larga vida a la dentadura. Además, unos dientes derechos mejoran la estética, autoestima del paciente, protección articular y facilitan el cepillado dental.

 

Por qué es importante realizarse un tratamiento de ortodoncia?
Los dientes torcidos y en mala posición son difíciles de limpiar y mantener con buena salud. Esto puede contribuir a que se produzcan caries, enfermedades de las encías y pérdida de dientes. Otros problemas de ortodoncia no resueltos pueden producir que las superficies de los dientes estén en mal estado, un masticado ineficiente, un elevado estrés en el tejido de las encías y los huesos que soportan los dientes, mala alineación mandibular y sus articulaciones, que pueden producir dolores de cabeza crónicos o dolores en la cara o el cuello. Si no se tratan los problemas de ortodoncia pueden empeorar.

 

 

¿Existen diferentes tipos de aparatos de ortodoncia?
Existen muchas opciones para tratar a un paciente adulto, así como diferentes aparatos de ortodoncia para alinear o enderezar los dientes. Es importante evaluar el estado de salud dental de cada paciente adulto, determinado el tipo de aparato más indicado en cada caso.

Aparatología invisible o Invisalign El Invisalign es un método en el que no se utilizan brackets para alinear los dientes, sino una serie de ALINEADORES (placas de plástico transparente) que se recomienda que el paciente utilice el mayor tiempo posible (solamente se quitan para comer y limpiar los dientes). Estas placas se van cambiando cada 15 días.

Tratamiento con brackets estéticos o metálicos por fuera de los dientes.

 

¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia?
En general, la duración del periodo activo de un tratamiento de ortodoncia puede ser de entre 12 meses y tres años. Los tratamientos precoces, pueden incluso durar menos. La duración depende del tipo de problema que tenga el paciente y de la cooperación que el paciente muestra a lo largo del tratamiento. Un tratamiento de ortodoncia nos compromete a todos durante un tiempo pequeño si lo comparamos con los beneficios del mismo. Unos dientes sanos y una hermosa sonrisa, nos van a durar para toda la vida. Unos dientes correctamente alineados se ven mejor, trabajan mejor, contribuyen al bienestar físico general y mejoran la autoconfianza.


Los aparatos de ortodoncia, ¿duelen?

Mucha gente tiene algunas molestias al inicio del tratamiento, en el momento de la colocación del primer aparato. Una vez colocados, los dientes pueden volverse más sensibles y sufrir presiones durante cuatro o cinco días. El paciente puede sobreponerse a estas sensaciones con un simple analgésico tal como el que se toma cuando tiene un dolor de cabeza. El dentista puede recomendar la mejor solución para estos síntomas que se dan al inicio. Los labios, las mejillas y la lengua pueden también irritarse durante la primera y segunda semana de tratamiento hasta que se acostumbran a los aparatos.

 

¿Necesitas tener algún cuidado especial con los dientes durante el tratamiento?
Los pacientes con aparatos deben evitar comer alimentos duros o pegajosos. No deben morder bolígrafos ni lápices porque morder cosas duras puede estropear los aparatos. Si los aparatos se estropean la consecuencia será un tratamiento más largo y visitas al dentista. Mantener los dientes y los aparatos limpios requieren más tiempo y un cepillado dental más preciso, y debe ser realizado a diario para mantener los dientes y las encías saludables durante el tratamiento. No limpiarse correctamente los dientes puede suponer más visitas al profesional para realizar una limpieza a fondo. El dentista y sus auxiliares enseñan a los pacientes los cuidados que deben tener con sus dientes, encías y aparatos durante el tratamiento: Les explicará al paciente y sus familiares con qué frecuencia debe cepillarse los dientes, como usar elementos adicionales para mantener la higiene (hilo dental, cepillos interproximales, enjuagues dentales, duchas dentales…) y cualquier otro cuidado que deba tener para mantener una excelente salud bucal.

 

¿Por qué se necesita llevar aparatos retenedores después del tratamiento activo?
Una vez que los aparatos son retirados de la boca, los dientes podrían volver a su posición inicial si no fueran estabilizados. Los retenedores producen tal estabilización. Son diseñados para mantener a los dientes en su posición correcta ideal hasta que los huesos y las encías se adaptan a los cambios producidos por el tratamiento. Usar los aparatos retenedores siguiendo las instrucciones del especialista es la mejor forma de asegurar que la sonrisa alcanzada tras el tratamiento durará toda la vida.

 

La correcta alineación de los dientes no es solo una cuestión de estética. La ortodoncia corrige tanto problemas funcionales, como esqueléticos, ademas de ayudarnos a mejorar nuestra sonrisa.

El tratamiento de ortodoncia puede realizarse en niños y en adultos, siendo el principal objetivo en niños la prevención de problemas a largo plazo.

Hoy contamos con aparatología prácticamente invisible, tanto fija (braquets) como removible (Invisalign).

ORTODONCIA EN NIÑOS

¿A qué edad debe mi hijo acudir al dentista para revisar la ortodoncia?
Se recomienda una revisión de ortodoncia con el dentista a la edad de 6 – 7 años ya que ciertos problemas de ortodoncia precisan de una detección precoz para poder tomar acciones correctivas en el momento adecuado y facilitar a los maxilares la oportunidad de desarrollarse equilibradamente si fuese necesario.

 

¿Cuáles son los beneficios de un tratamiento precoz?
– Guiar el correcto crecimiento de los maxilares.

– Regular la anchura de las arcadas.

– Llevar a los dientes definitivos a su lugar correcto.

– Corregir malos hábitos, como el del chupete y succión de los dedos.

– Reducir los problemas de habla.

– Mejorar la apariencia y la autoestima.

– Simplificar la intervención de una segunda fase de tratamiento posterior.

– Reducir el riesgo de dientes impactados (dientes que deberían haber salido y no la han hecho).

– Preservar o guardar el espacio necesario para los dientes definitivos.

 

 

share

Nadie ha comentado

Deja un comentario